sábado, julio 30, 2016

Aniversario feliz del AVE

/ AVE Sevilla-Madrid, beneficios para toda Andalucía /

Con frecuencia, se oye hablar de la línea AVE Sevilla-Madrid como si su única virtualidad fuera la de transportar viajeros entre ambas capitales.
Hasta lo más obvio, la ubicación de Córdoba -la tercera ciudad andaluza en población, y Sevilla la primera- en medio del trazado parece ignorarse, como si no hubiera, por tanto, desde el primer día enlaces AVE entre Madrid y Córdoba y entre Sevilla y Córdoba.
Un artículo en los diarios del Grupo Joly hace unas semanas en torno al recientemente cumplido vigésimo cuarto aniversario de la línea AVE Sevilla-Madrid, afortunadamente, viene a recordarnos unas muy significativas informaciones que más abajo reseñaré.
Antes de mostrar esos datos de la nota de prensa de RENFE soporte del artículo mencionado, pertinente es recordar que en realidad el AVE Madrid-Sevilla no se construyó, en absoluto, como un capital público en sí mismo, como una línea punto a punto entre ambas capitales (y ya hemos mencionado lo relativo a Córdoba).
En realidad, el AVE no era sino la guinda -concebida y puesta a posteriori- de lo que se conoció como el proyecto NAFA, el Nuevo Acceso Ferroviario a Andalucía.
Se trataba con este proyecto de reconstruir el acceso por ferrocarril a la región más poblada de España, la más extensa (una afirmación errónea ésta bastante común; en realidad, Castilla y León comprende 94 222 km², frente a los 87 268 km² de Andalucía), tercera economía del país, puerto de dos mares y la frontera europea hacia otro continente. Todo eso significaba el proyecto NAFA.
Pero ¿por qué hablamos de reconstruir, si no fuera todo lo anterior razón bastante?
Hasta la década de los 90 del pasado siglo, el acceso ferroviario a Andalucía era el punto crítico de la red ferroviaria española; Despeñaperros era el paso más congestionado -largo y lento- de la Península Ibérica.
Dotado de vía única y con radios de curvatura muy reducidos (entre 300 y 600 m), la comunicación por tren entre Andalucía y la Meseta solo permitía velocidades máximas de entre 70 y 100 km/h por una única vía de uso mixto, compartida por viajeros y mercancías. Bajo tales condiciones, el trazado sufría índices de saturación elevadísimos.
La situación era, pues, más propia del siglo XIX que de finales del siglo XX.
Como consecuencia de ello, en la década de los 70 se comenzó a estudiar posibles alternativas por el gobierno de la nación para saldar esto que sí podríamos calificar de una “deuda histórica”.
Reproducimos cita del libro “AVE CONSTRUYENDO FUTURO”, con palabras del ICCP Manuel Pérez-Beato, Director de Construcción del proyecto AVE Madrid-Sevilla:
«Esta gran obra surge de la necesidad de resolver el problema de explotación que se produce al paso por Despeñaperros, que presenta un índice de saturación de 141 sobre 100 nominal (…). Para resolver esta situación, se contemplaron diversas soluciones entre los años 1979 y 1980, como era la posibilidad de duplicar la vía siguiendo el trazado actual, con mejora del mismo en algunos puntos localizados. Pero las dificultades orográficas exigían una elevada inversión y los resultados se presumían escasos. Se producirían graves problemas durante la ejecución, así como una incidencia negativa en la explotación durante la construcción, debida a la saturación del tramo. Todo ello aconsejaba estudiar una nueva alternativa de trazado.
La solución alternativa presentada consistía en una nueva penetración [paralela a la anterior]* en Andalucía occidental desde la Meseta, con un trazado, que se iniciaba en la línea Madrid-Badajoz, a la altura de la estación de Brazatortas, y que, atravesando Sierra Morena, enlazaba con la línea [existente]* Madrid-Sevilla en las proximidades de Córdoba (…). El 11 de octubre de 1986 el gobierno tomó la decisión de construir el Nuevo Acceso Ferroviario a Andalucía (NAFA), que quedó recogido el 30 de abril de 1987 en el Plan de Transporte Ferroviario (PTF) como actuación prioritaria. Durante el proceso de maduración del proyecto, se puso en marcha en Francia el TGV (…).»
Manuel Pérez-Beato, ICCP. Director de construcción proyecto AVE
“CONSTRUYENDO FUTURO”, pág. 35.

*[anotaciones de quien suscribe]

De esta manera, en vista del éxito alcanzado por el proyecto francés, el gobierno opta por redefinir las actuaciones del NAFA para convertirlo en un enlace ferroviario de alta velocidad. Nace así el servicio que después se bautizará como AVE, Alta Velocidad Española.
Poco después, el 9 de diciembre de 1988, el Consejo de Ministros decide también que la nueva linea -y las futuras- tengan ancho internacional, superando una histórica anomalía española.
El artículo del Grupo Joly mencionado al principio (http://sco.lt/81o75F) viene a relatar el corolario de la idea del NAFA expuesta.
Pocas líneas bastan para explicar los beneficios para toda Andalucía del AVE Sevilla-Madrid y el paralelo nuevo trazado:
  • ya en mayo de 1992, simultáneamente a la Exposición Universal de Sevilla, los trenes Madrid-Málaga comenzaron a circular entre la capital de España y Córdoba a través de la línea AVE, reduciendo dos horas su tiempo de viaje;
  • en julio de 1993, los trenes de Huelva y Cádiz empiezan a realizar su trayecto en parte de su recorrido por la línea AVE;
  • en junio de 1999, los trenes que enlazan Madrid y Algeciras circulan por la línea AVE;
  • en el año 2006, los servicios Madrid-Granada pasan a utilizar también la línea del AVE en lugar de la vía anterior.
Todos estos trayectos redujeron sensiblemente sus tiempos de viaje al aprovechar la línea de alta velocidad, ergo beneficiarios directos.
Y no solo ésto: además de las comunicaciones entre Andalucía y la Meseta, la puesta en marcha de la línea Madrid-Sevilla permitió mejorar las comunicaciones intrarregionales andaluzas.
De esta manera:
  • en diciembre de 2005, Renfe ponía en marcha los trenes Avant Sevilla-Córdoba, un servicio regional de alta velocidad,
  • desde febrero de 2008 se amplía el servicio Avant al enlace Sevilla-Málaga.
  • finalmente, en 2008, existe comunicación AVE entre Málaga y Madrid gracias a la construcción del ramal AVE Córdoba-Málaga, que enlaza este recorrido con la línea primigenia Sevilla-Córdoba-Madrid.
En fechas, esperemos, próximas está prevista la terminación de la línea Antequera-Granada, que enlazará la capital nazarí con Madrid.
Observatorio del Ferrocarril en España 2014. MFOM-Fundación Ferrocarriles España. Página 73
Así, pues, a lo largo de los dieciseis años transcurridos entre 1992 y 2008, todos estos servicios ferroviarios para Andalucía fueron posibles gracias al NAFA y al AVE que nació entre Madrid y Sevilla.


[Si quisiera recibir nuevas entradas de este bloc de notas automáticamente en su buzón de correo, a la derecha se encuentra el mecanismo de suscripción. Los contenidos también se difunden mediante RSS]

1 comentario:

  1. Opoertuno recordatorio. Se le olvida otra de los beneficios: el hecho de contar con una doble vía pasajeros-mercancías hace posible el corredor central europeo, lo que significa una excusa menos para el gobierno central para no arreglar la salida por vía férrea del puerto de Algeciras, postergada en beneficio del corredor mediterráneo.
    De no haberse liberado la única línea existente para dejarla para mercancías.....

    ResponderEliminar

Muchas gracias por sus comentarios. Por favor, cíñase al asunto y muestre su cortesía y civismo en los mismos, que quedan sujetos a moderación (con la mayor celeridad posible). Recuerde marcar la casilla correspondiente para recibir correo con retroalimentación al respecto, si lo desea.