jueves, julio 28, 2016

¿Legislar menos, legislar mejor?

/ 800 000 páginas de boletines oficiales es mucho. ¿Mucho? /

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) publicó en 2015 un informe titulado Legislar menos, legislar mejor (aquí lo tienen) que me sirve para titular esta entrada del blog.
Legislar menos, legislar mejor
Informe 1/2015 CEOE
Sobre la segunda de las proposiciones de la patronal, legislar mejor, me adhiero sin reparos. Nadie podría sostener lo contrario, y, además, hay diagnósticos basados en evidencias que lo apoyan.
Y en cuanto a la primera de las proposiciones, habrá escuchado en multitud de ocasiones voces que claman en torno al exceso de normas jurídicas, que producirían la asfixia de la libre competencia y la libertad económica en general, denunciando la invasión por los poderes públicos de esferas de actuación que deberían dejarse al libre albedrío, y que perjudican el desarrollo y el crecimiento económicos.
Esta clase manifestaciones son numerosísimas, y se hace uso de los números absolutos en prácticamente todas ellas. Al interrogar al motor de búsqueda de Google mediante “exceso de normas” añadiendo el modificador -educacion, para excluir las referidas a este ámbito, se obtienen miles de páginas como resultado.
Así, por ejemplo,

Esto es sin duda un mantra conservador. De hecho, Milton Friedman, Nobel y máximo exponente del neoliberalismo económico, fue el primero en usar el número de páginas como indicador de la actividad regulatoria federal en los EE UU (citado en Measuring regulatory intensity by the Spanish Regions (1978-2009), de Marcos, Santaló y Sánchez-Graells).
Aparte los impuestos -el precio a pagar por vivir en la civilización, en frase pronunciada por el prominente jurista y juez del Supremo de Estados Unidos Oliver Wendell Holmes, citada por Antonio de la Torre en su libro ¿Hacienda somos todos?: Impuestos y fraude en España- y dejando sentado que:
  1. cumplir con los requisitos burocráticos de la legislación cuesta dinero a las empresas y a los ciudadanos (y ello se puede medir, como veremos más tarde), y 
  2. recordando que, sin normas, no existe mercado, 
surgen muchas preguntas en torno a la cuestión:
  • ¿qué hay de cierto en que haya exceso de normas? 
  • ¿o es cada norma individualmente considerada excesivamente prolija?
  • ¿y qué hay de cierto en que la regulación pública sea perjudicial?
  • ¿no es la existencia de las normas requisito para el progreso y el desarrollo económico?
  • ¿están proporcionadas las exigencias de las normas a los fines que pretenden?
Avanzo mi tesis: no estamos ante un problema de cantidad de normas jurídicas básicamente, sino de calidad.
Pues bien, esto dice CEOE en su Informe 1/2015 "Legislar menos, legislar mejor", sobre número de páginas publicadas en los respectivos boletines oficiales por las comunidades autónomas:

[se abre a mayor tamaño en ventana aparte]
Legislar menos, legislar mejor. Informe 1/2015 CEOE
Como se aprecia, figura en cabeza en 2014 la Comunidad de Madrid, seguida de Castilla y León.
Se añaden seguidamente otra serie de tablas en torno a la producción normativa del Estado, igualmente mediante impactantes cifras absolutas de miles de unidades.
Aquí acaba el análisis de la CEOE, para mayor sorpresa del lector, en lo que podríamos calificar de una proposición basada en el anumerismo, un mal bastante común: muchos números absolutos, que, sin embargo, no hablan por sí mismos (algo así como afirmar que la provincia de Sevilla dispone de más autopistas y autovías que ninguna otra provincia andaluza, ante lo cual invitamos a examinar la tabla que se adjunta en la columna derecha de este blog de notas, y que se trató en extenso aquí, http://sco.lt/4mlckj).
Después continúa el Informe de la CEOE citando análisis comparativos entre estados llevados a cabo por la OCDE y el World Economic Forum. En estos análisis, la calificación de España no resulta buena, siendo superada por la mayoría de los países de nuestro entorno.
Conforme a los datos de la tabla anterior, hemos elaborado los indicadores contenidos en el siguiente cuadro:

Páginas boletines oficiales CC AA. Fuente: CEOE. Elaboración propia
La gradación de color expresa la variación de las cifras:
  • rojo, peor, bajo el supuesto de que a mayor regulación, mayor perjuicio para la competitividad;
  • verde claro, mejor, por cuanto se corresponde a menor número de páginas publicadas.
A lo largo de la columna, va variando el color entre ambos extremos rojo y verde proporcionalmente a la cifra representada de número de páginas. Esta escala de colores es calculada automáticamente por el software de la hoja de cálculo LibreOffice (para quien tenga curiosidad, aquí se explica: https://wiki.documentfoundation.org/Faq/Calc/142). Excel de Microsoft, por supuesto, también puede hacerlo.
Como se aprecia, figura en cabeza en 2014 la Comunidad de Madrid, seguida de Castilla y León. Andalucía es la quinta, antecediéndola la comunidad autónoma de Baleares. La que menos papel publica, el País Vasco.
Vemos que la muy liberal comunidad de Madrid es la administración autonómica que mayor volumen de páginas (más de 94.000) publicó en el año 2014, al igual que en los otros cuatro años anteriores. Figura, por tanto, Madrid en color rojo.

La cifra anterior supone 35.000 páginas más ¡nada menos! que Andalucía o casi 20.000 páginas más que Cataluña.
Se trata de unas diferencias realmente considerables, no explicadas por la CEOE, y así a simple vista no justificables.
Tampoco parece explicable a priori que Castilla y León -siguiente en el ordinal, segunda- haya publicado 88.000 páginas en su boletín en 2014; prácticamente, 30.000 páginas más que Andalucía. Castilla y León está también regida por gobiernos conservadores desde hace muchas legislaturas, como también Cataluña, tercera en el orden, o Baleares, cuarta.
En cualquier caso, parecería que en el caso de Andalucía, quinta entre las diecisiete comunidades autónomas, el énfasis debiera ponerse en "legislar mejor".

[Si quisiera recibir nuevas entradas de este bloc de notas automáticamente en su buzón de correo, a la derecha se encuentra el mecanismo de suscripción.
Los contenidos también se difunden mediante RSS]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por sus comentarios. Por favor, cíñase al asunto y muestre su cortesía y civismo en los mismos, que quedan sujetos a moderación (con la mayor celeridad posible). Recuerde marcar la casilla correspondiente para recibir correo con retroalimentación al respecto, si lo desea.