lunes, octubre 26, 2015

El petróleo para Andalucía

Relevancia de los hidrocarburos para el sector exterior andaluz

[Este es la segunda entrada de una serie de tres dedicada al sector exterior; la primera, aquí]

Decía el consejero de Economía en entrevista al Grupo Joly que "Por Andalucía entra toda la energía de España, por lo que los precios de los hidrocarburos afectan a nuestra balanza". Efectivamente, hay una muy importante afección sobre nuestra balanza comercial, pero el consejero ha exagerado un tanto.
En realidad, por Andalucía llega un tercio de los hidrocarburos que necesita España.
La factura petrolífera española superó los 55.000 millones de euros el año pasado, de los cuales entraron por Andalucía 18.500 millones, una cifra, en cualquier caso, enorme (exactamente, el 33,39% del total español).
De hecho, ninguna otra zona de España alcanza esos números. Cataluña y Murcia importan cada una sobre el 16% del total español, mientras que el País Vasco alcanza el 12% y la Comunidad Valenciana el 6%.
En definitiva, el 33,39% del petróleo (y el gas) de nuestro país llega por Andalucía, a las refinerías e instalaciones gasísticas ubicadas en su territorio.
LA INDUSTRIA DEL REFINO EN ESPAÑA, pág. 14,
Asociación de Operadores Petrolíferos.
La actualización de datos referida
a las ampliaciones recientes procede
del blog refineering, http://bit.ly/1LXwuno

Son dos las refinerías andaluzas, ambas de CEPSA, Compañía Española de Petróleos, S.A., que desde 2011 es propiedad del gobierno del Emirato de Abu Dhabi. Una se ubica en San Roque y la otra en Huelva. La de Huelva acaba de cumplir cincuenta años y fue objeto de ampliación recientemente, con un presupuesto de más de 1.000 millones de euros que ha supuesto duplicar la capacidad de producción de la planta.
Esta planta y la gaditana son la primera y tercera de mayor volumen de producción de las nueve refinerías españolas (entre ellas, la de Petronor en Bilbao, ver mapa adjunto). Solo la refinería de Palos supone el 60% del tráfico total de mercancías del Puerto de Huelva. San Roque es aún mayor, la más grande de España. Doñana está situada entre una y otra.
Solo el apartado hidrocarburos -de entre los 98 sectores en que clasifica la actividad económica TARIC- supone, como decimos, 18.500 millones de euros de importaciones andaluzas, lo que constituye prácticamente el 60% de las importaciones totales de nuestra región. Un peso extraordinario, casi un tercio del petróleo importado por España y la mitad del gas. 
El dato merece ser aislado en un análisis de conjunto del sector exterior. Significa, además, una cantidad superior a la de las exportaciones, lo que implica que Andalucía posee una balanza comercial deficitaria: exporta menos de lo que importa, 26.512.250 miles de euros frente a 30.827.328 en 2014.
Importaciones petrolíferas en
Andalucía 2014. DataComex
Pues bien, las exportaciones de productos petrolíferos solo suponen el 16,37% del total de las exportaciones andaluzas.
¿Dónde se queda el resto? Evidentemente, en el mercado interior.  Andalucía, en buena medida, es la gasolinera de España, con sus inconvenientes y sus ventajas.
Las variaciones en el precio del petróleo o en la cotización del dólar -divisa en la que se negocia este producto- suponen enormes variaciones en el montante total del comercio exterior. El volumen de la mercancía se mantiene más o menos fijo de un año a otro (la demanda es inelástica al precio), pero su importe varía grandemente.
Es lo que está sucediendo en 2015, en que la innovación tecnológica del fracking en EE. UU. y las maniobras de los países productores tradicionales están presionando a la baja los precios -para expulsar del mercado al fracking, haciendo caer su rentabilidad-, lo que significa que la factura petrolífera y las importaciones están cayendo, razón última de la reducción del déficit de la balanza comercial andaluza de que hablaba el consejero.
Para analizar en profundidad el sector exterior es por tanto necesario desgajar las cifras derivadas del negocio petrolero. Lo haremos en una pŕoxima entrada, en la creencia de que así obtendremos una foto más precisa y ajustada de la actividad exportadora andaluza en su conjunto. Ya hicimos una aproximación cualitativa en el primer post; ahora, la haremos cuantitativa.


[Si quisiera recibir nuevas entradas de este bloc de notas automáticamente en su buzón de correo, a la derecha se encuentra el mecanismo de suscripción. Los contenidos también se difunden mediante RSS]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por sus comentarios. Por favor, cíñase al asunto y muestre su cortesía y civismo en los mismos, que quedan sujetos a moderación (con la mayor celeridad posible). Recuerde marcar la casilla correspondiente para recibir correo con retroalimentación al respecto, si lo desea.