sábado, diciembre 12, 2015

LibreOffice 5, la última versión

/ La alternativa a Microsoft Office, mejorada /

Acabo de instalarme la última versión de la suite ofimática LibreOffice, la versión 5 de este popular paquete de software, que, según algunas estimaciones, podría estar siendo utilizado por más de 100 millones de usuarios en todo el mundo.
Desconozco cómo la palabra española llegó a formar parte del nombre original en lengua inglesa del paquete, puesto que en su origen -el lejano StarOffice mediados los ochenta del siglo pasado- se trató del producto de una empresa alemana, Star-Division, creada por Marco Börries a la edad de 16 años.
Splash de lanzamiento de LibreOffice 5 sobre un fondo de escritorio https://www.desktoppr.co/wallpapers/189282 de Variety (Peter Levi)
Hoy es un proyecto mantenido por The Document Foundation, con un Consejo consultivo del que forman parte Intel, Google, el Ayuntamiento de Munich o Red Hat, entre otros, y que cuenta con más de 1.000 programadores en multitud de países.

Las primeras impresiones sobre la última versión de LibreOffice son muy favorables. El software funciona mucho más rápido que la anterior versión 4 que utilizaba, y las pantallas y las respuestas se visualizan y obtienen con mayor alegría, con muchas otras mejoras (https://es.libreoffice.org/)
LibreOffice -en mi caso, con un portátil bajo sistema operativo Linux, Ubuntu- es más que suficiente para editar y mantener este bloc de notas (así como el procesamiento de los datos que soportan su contenido) y su website hermano de actualidad económica.
LibreOffice también da más que suficiente respuesta a las necesidades domésticas y escolares de toda mi familia.
LibreOffice -con diálogos y ayuda en idioma español- incluye procesador de textos (de nombre Writer), hoja de cálculo (Calc), gestor de presentaciones (Impress), sistema de gestión de bases de datos (Base) y paquete de Dibujo técnico y diagramas de flujo (Draw). Cada uno de estos módulos es funcionalmente similar a su correspondiente pareja de Microsoft Office. LibreOffice incluye además el módulo Math, un práctico editor de ecuaciones y fórmulas.
Por supuesto, LibreOffice es capaz de leer cualquier documento generado por Microsoft Office,  con sus conocidos nombres -propiamente, extensiones del nombre del fichero- doc/docx, xls/xlsx, ppt/pptx, etc, etc.
En contadas ocasiones (sólo para documentos muy elaborados, muy complejos), la importación por LibreOffice no será 100% plena.
Y claro está, LibreOffice también sabrá guardar -por omisión, si quiere- sus documentos en los formatos propios de Microsoft, por si necesita llevárselos al trabajo.
¿Coste de LibreOffice?
Cero euros cuesta esta magnífica muestra de software libre.
En mi lugar de trabajo en la Administración Pública, a mediados del próximo año está previsto el despliegue masivo de LibreOffice en sustitución del software propietario equivalente de Microsoft.
No se trata con ello solo de ahorrarle al contribuyente el coste que suponen las licencias de estos programas, sino también de no despilfarrar los recursos que el propio software proporciona: yo cifraría en más de un 60 ó 65 por ciento las capacidades que un usuario medio no emplea en su uso cotidiano de cualquiera de estas herramientas.
Y ello por no mencionar el hecho de que, en muchísimos casos, el usuario medio no precisa disponer de software de presentaciones o gestor de base de datos -en cierto número de usuarios, sí habría de dotarse su puesto de trabajo con una hoja de cálculo-, bastándole para su trabajo diario un procesador de textos.
En tales casos, la práctica comercial de Microsoft de vender la suite Office completa (Word+ Excel+ Access+ PowerPoint+ Publisher) significa un despilfarro inaceptable de dineros del ciudadano: 539 euros por puesto, o 279€ sin Access ni Publisher (ver tienda en línea). 
Para su casa, una licencia de Office 2016 le costará 149€, ¡IVA incluido!. Yo, gracias a LibreOffice, no sufro complejo alguno de culpa por pirata.......
¿Y usted, estimado lector?

Noticias de actualidad en torno a LibreOffice en www.muylinux.com.

[Si quisiera recibir nuevas entradas de este bloc de notas automáticamente en su buzón de correo, a la derecha se encuentra el mecanismo de suscripción. Los contenidos también se difunden mediante RSS]

2 comentarios:

  1. Un detalle más que relevante (me parece) omitido: LibreOffice también tiene versión Windows....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba, cierto. Gracias. Efectivamente, se puede instalar bajo Windows también.

      Eliminar

Muchas gracias por sus comentarios. Por favor, cíñase al asunto y muestre su cortesía y civismo en los mismos, que quedan sujetos a moderación (con la mayor celeridad posible). Recuerde marcar la casilla correspondiente para recibir correo con retroalimentación al respecto, si lo desea.