jueves, septiembre 12, 2013

No doy crédito, ni en Málaga ni en Sevilla

Entre las estadísticas que publica periódicamente el Banco de España se encuentra la referida al volumen de créditos concedidos en nuestro país. La estadística se realiza trimestralmente (los últimos datos corresponden a marzo de este año) y se publica cada mes en el “Boletín estadístico” en formato PDF.
La página 90 del número publicado en agosto presenta este aspecto:

Boletín estadístico Banco de España
Sin embargo, las posibilidades de difusión de la información que brinda Internet permiten que dispongamos, a un clic, de la serie estadística completa desde que nuestro banco central comenzó a recoger estos datos en virtud de su papel como vigilante del sistema bancario español. Tales facultades inspectoras -el escaso papel que queda a los bancos nacionales europeos-, le son otorgadas al BdE en virtud de lo dispuesto en la ley 13/1994, de Autonomía del Banco de España y la Ley 26/1988, de Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito.
La política monetaria -ese valioso instrumento- ya no está a disposición de la soberanía nacional desde la integración en la UE, por lo que gran parte de su papel en la actividad económica se limita a esa vigilancia del sistema bancario. Así, ya no puede fijar el tipo de interés al que se presta el dinero en España ni, por ejemplo, el coeficiente de caja, sino que ello viene determinado por el Banco Central Europeo.
Los datos sobre depósitos bancarios al sector privado (OSR, Otros sectores residentes, en la terminología del BdE) se recopilan desde marzo de 1987 y se pueden obtener en la sede Internet del Banco de España en formato CSV. Las siglas significan Comma separated values o Valores separados por comas. Se trata de un formato de intercambio de información muy sencillo y muy extendido, legible por cualqeuier sistema informático (y aun por los humanos) dado que no se trata de un formato propietario. Cualquier software de hoja de cálculo (en mi caso, Calc, de la suite LibreOffice) incorpora la posibilidad de leer esta clase de ficheros. Gracias a ello, podemos construir fácilmente esta gráfica:
(se abre a mayor tamaño en ventana aparte)
Crédito al sector privado en Málaga y Sevilla

En marzo de 2009 (en comparación con marzo 2008, cénit de la fase expansiva del crédito), el volumen de préstamos fué inferior en Málaga respecto al año anterior; en Sevilla fue un año más tarde cuando el crédito cayó con respecto al ejercicio precedente. Desde entonces, la recesión provoca la caída en los volúmenes de crédito de forma acelerada, hasta niveles anteriores a la crisis. Llevamos, por tanto, seis años de sequía, seis años en los que nuestras empresas no obtienen las mismas facilidades financieras que antaño. La contracción de la actividad económica está siendo demoledora.
A marzo de 2013, Sevilla presenta en torno a 48.520 millones de euros de créditos al sector privado. Málaga, en torno a 12.000 millones menos.
Los datos en las diez primeras provincias españolas a marzo de 2013 son éstos:


Crédito a OSR. Total. Madrid
Crédito a OSR. Total. Barcelona
Crédito a OSR. Total. Valencia
Crédito a OSR. Total. Alicante
Crédito a OSR. Total. Sevilla
376.135.503 €
240.378.513 €
76.067.136 €
51.661.804 €
48.520.132 €
Crédito a OSR. Total. Vizcaya
Crédito a OSR. Total. Murcia
Crédito a OSR. Total. Málaga
Crédito a OSR. Total. Baleares
Crédito a OSR. Total. Zaragoza
41.188.696 €
38.902.928 €
36.655.800 €
35.739.392 €
29.921.072 €


Sevilla y Málaga ocupan los puestos quinto y octavo del ranking español.
La gráfica también muestra muy reveladoramente lo sucedido en años anteriores en las dos mayores economías de Andalucía (y análogamente en España). Así, vemos cómo las líneas se van acercando cada vez más desde 2003, llegando a un máximo en marzo de 2006, cuando el volumen de cŕeditos concedidos en Málaga (en el clímax constructor-inmobiliario) alcanzó el 84% del crédito concedido al sector privado sevillano. A partir de entonces, pinchada la burbuja inmobiliaria y su necesario correlato en crédito a particulares compradores, a las empresas del sector y a las proveedoras de éstas, la distancia vuelve a aumentar, de forma que siete años más tarde, el crédito concedido al sector privado en Málaga representa el 75% del concedido a su homólogo en Sevilla.
También se revela un dato preocupante para Sevilla: la pendiente de la recta en su caso en el último año registrado es superior a la producida en Málaga, lo que quiere decir que el crédito ha caído más acusamente en la capital.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por sus comentarios. Por favor, cíñase al asunto y muestre su cortesía y civismo en los mismos, que quedan sujetos a moderación (con la mayor celeridad posible). Recuerde marcar la casilla correspondiente para recibir correo con retroalimentación al respecto, si lo desea.